Connect with us
Everything Was Beautiful Everything Was Beautiful

Discos

Spiritualized – “Everything Was Beautiful”

Published

on

Grabado casi en simultáneo con “And Nothing Hurt” (2018), pero trabajado durante toda la pandemia, con Jason Pierce a cargo de ejecutar nada menos que 16 instrumentos e involucrando en el proceso a más de 30 músicos, fácilmente se puede caer en el error de pensar que el noveno álbum de la banda inglesa es una suerte de continuación de su predecesor, por el contrario, el mismo Pierce se ha encargado de aclarar que esta nueva entrega viene a plasmar un momento diferente del conjunto y en ningún caso persigue ser una extensión del álbum previo. Es con esta certeza que el otrora Spacemen 3 nos invita a explorar este nuevo capítulo discográfico, en esta ocasión compuesto sólo por siete tracks, donde encontramos momentos de extrema belleza, oscuridad, una perfecta cuota de caos y los infaltables guiños del Spaceman a sus trabajos anteriores y, sobre todo, a sus eternas influencias, todo tremendamente Spiritualized.

Es difícil acercarse a “Everything Was Beautiful” en aleatorio porque, si bien no hubo una intención deliberada de confeccionar un trabajo conceptual, lo cierto es que el disco fluye muy bien si se aborda siguiendo el orden del tracklist. “Always Together With You” es posiblemente uno de los mejores tracks a cargo de abrir un disco que vamos a ver este año; no pasa ni un segundo de canción y la alusión a “Ladies And Gentlemen We Are Floating In Space” (1997) es evidente, confirmando que Pierce está en el ánimo de “vengo a celebrar mi obra” para este álbum, y francamente lo consigue. Es imposible no notar cómo esta canción es un resumen perfecto de gran parte del sonido Spiritualized, construyéndose sin prisas, agregando capa tras capa de sonido en forma absolutamente natural y delicadísima, y cuando alcanza el éxtasis final y parece terminar (pero todos sabemos que no va a terminar), no lo hace y vuelve por una última gran explosión. Cuerdas, voces, teclados, campanadas, todo junto. Y funciona de manera asombrosa.

“Best Thing You Never Had (The D Song)” cambia las claves de la oferta y entra derecho a golpear en un ánimo más garajero y reverberante. Sin duda, es la sección de bronces lo que hace de la canción la experiencia catártica y cautivadora que es, sin embargo, las letras también aportan un pequeño detalle, particularmente cuando habla del viaje de “Holly”, donde probablemente están haciendo alusión a la misma “Holly” del álbum “Transformer” (1972) de Lou Reed y su inolvidable viaje al lado salvaje. Para continuar, y luego de dos cortes gigantes, el disco nos da un pequeño descanso con “Let It Bleed (For Iggy)” y “Crazy”, temas de texturas más amables y abiertamente más reflexivos en lo lírico, con el primero de ellos abordando lo angustioso que puede ser el proceso creativo cuando se siente que el destinatario merece algo perfecto y el segundo –con Nikki Lane en los acompañamientos vocales– completamente entregado a resucitar el lado más romántico de la banda.

El lado B de la placa consta de dos canciones enlazadas entre sí, y luego un gigantesco cierre. “The Mainline Song” inicia con sonidos que recuerdan a una estación de trenes, insistiendo en el concepto de viaje que ya nos había entregado el segundo corte del disco. La forma en cómo se construye este track, más el juego de capas sonoras, indudablemente apunta a las claves más tradicionales de la banda, sin embargo, en lo melódico es particularmente atractivo e inevitablemente rememora a “Pet Sounds” (1966) de The Beach Boys. “The A Song (Laid In Your Arms)” retoma desde la aparente pausa del corte anterior y prepara las cosas para la salida, no sin antes golpearnos con la clásica cuota de distorsión y caos que la banda siempre incluye en alguno de sus tracks. Para el final “I’m Coming Home Again” toma todo lo que habíamos venido experimentando y se encarga de darle una salida monumental. Inquietantes y cinematográficos diez minutos son los que dan vida a este magnífico opus de space rock, en el que no queda más que sumergirse y dejarse llevar.

Terminado el recorrido, es evidente que “Everything Was Beautiful” no es una segunda parte de su predecesor de 2018, no obstante, es inevitable notar que hay una suerte de ánimo recopilatorio de postales y claves sonoras que, sin ser un tributo al catálogo de la banda, apuntan claramente a reflotar su propio imaginario. La portada y la forma en que inicia el disco, rememorando al tercer trabajo del conjunto y los guiños a “Sweet Heart Sweet Light” (2012) en “The Mainline Song”, son sólo algunos ejemplos de lo anterior. Como el mismo Pierce resalta hacia el final del disco, algo de cerrar ciclos y volver a casa hay en el espíritu de esta aventura. Como sea, e independiente de las lecturas que uno quiera darle al significado del álbum, lo cierto es que el nuevo trabajo del inglés es un disco redondo. “Everything Was Beautiful” es atractivo en lo melódico, fiel a sus conceptos musicales (que a esta altura son únicos) y además amigable para aquellos que llegan por primera vez al conjunto. A 30 años del inicio de la aventura, Pierce solo parece seguir mejorando su fórmula.


Everything Was BeautifulArtista: Spiritualized

Disco: Everything Was Beautiful

Duración: 44:00

Año: 2022

Sello: Fat Possum


Discos

GEL – “Only Constant”

Published

on

“Hardcore these days is kinda fucking cool”, sentencia una de las voces en el collage de grabaciones que se escuchan en “Calling Card”. Se trata de la sexta de diez canciones que componen “Only Constant” y es bastante certera en su apreciación. Hoy en día, la escena hardcore atraviesa un refrescante momento de proliferación en los distintos circuitos subterráneos del mundo. Y es que, si bien el hardcore y el punk componen una nutrida e ininterrumpida contracultura, resultaba necesario actualizar los cuestionamientos en torno a este estilo. Con discos como el de GEL, el intercambio generacional se hace latente, mediante un sonido visceral hecho por y para las nuevas generaciones.

En el primer álbum de estudio y en solitario de la banda de New Jersey, la mixtura entre lo nuevo y lo tradicional es de los primeros puntos interesantes que merecen una revisión. Ya sea en la estética o la conformación de los miembros, como también en el contenido de sus canciones, es notorio que los intimidantes y trillados estereotipos se pasan por alto; sin embargo, la crudeza de un sonido cavernario sigue tan latente como en aquellas bandas de hardcore en los ochenta. Justo homenaje también hace la portada, con un arte en blanco y negro que esconde una reminiscencia a exponentes del anarco punk inglés, como los pioneros Crass o Rudimentary Peni.

Con sólo una decena de canciones en un total de 16 minutos, GEL ofrece una fulminante embestida sonora en su estado más elemental. Desde los primeros acoples de guitarra en “Honed Blade”, la banda desarrolla su compromiso con una fórmula cuya máxima es la aspereza del ruido. En este aspecto, el carisma de Sami Kaiser en la voz logra transmitir aquella urgencia destructiva, con gritos aguerridos que destilan la agresiva actitud del quinteto. Como un cúmulo de puñetazos cortos pero arrolladores, “Fortified”, “Attainable”, “Out Of Mind” y “Dicey” repasan la primera mitad del disco en unos comprimidos siete minutos, donde los constantes cambios de velocidad entregan un caótico viaje de exigente ejecución.

Durante el único respiro a lo largo de “Only Constant”, el interludio “Calling Card” se perfila como una llamativa y experimental forma de presentarse como banda. A través de la voz de sus fanáticos, GEL dibuja una declaración de principios donde, entre otras cosas, dejan en claro su identidad abanderada con lo “freak”. Con menos de un minuto de duración, “The Way Out” retoma la rapidez predominante; “Snake Skin” es una alusión sin mayores rodeos a las personalidades hipócritas; mientras que “Compossure”, la más extensa del álbum, se despide en poco más de 170 segundos con una de las canciones más distorsionadas de un álbum de por sí ruidoso.

Sin mucha cabida para sobreanalizar, “Only Constant” es una pieza de ferocidad que no entrega puntos medios: se le aprecia por su simpleza, o simplemente pasa desapercibido por aquellos que no son convocados por esta breve experiencia de caos. En un álbum que se siente con las vísceras, el prometedor “debut” de GEL le da voz a una nueva generación de hardcore punk, jugándosela por la importancia en lo no verbalizado, y posicionándose con coherencia sin caer en repetitivas caricaturas.


Artista: GEL

Disco: Only Constant

Duración: 16:25

Año: 2023

Sello: Convulse Records


Continue Reading
Advertisement

Facebook

Discos

Discos4 semanas ago

GEL – “Only Constant”

“Hardcore these days is kinda fucking cool”, sentencia una de las voces en el collage de grabaciones que se escuchan...

Discos6 meses ago

Weyes Blood – “And In The Darkness, Hearts Aglow”

Tres años pasaron desde que Natalie Mering estrenara el cuarto trabajo de estudio de su proyecto Weyes Blood, llevándose el...

Stumpwork Stumpwork
Discos6 meses ago

Dry Cleaning – “Stumpwork”

A la primera escucha, pareciera bastante tímido lo que propone Dry Cleaning en su segundo álbum. Tan sólo un año...

Free LSD Free LSD
Discos7 meses ago

OFF! – “Free LSD”

Luego de ocho años de pausa discográfica, OFF! vuelve a las pistas con un álbum que, de primera impresión, traza...

Ritmos En Cruz Ritmos En Cruz
Discos7 meses ago

La Ciencia Simple – “Ritmos En Cruz”

Desde “Hacia El Mar” (2014), La Ciencia Simple ha propuesto una reconfiguración de su sonido, pasando por el post rock...

Cool It Down Cool It Down
Discos7 meses ago

Yeah Yeah Yeahs – “Cool It Down”

A casi 20 años de la explosión del post-punk, o garage revival (que cada uno le ponga la etiqueta que...

II II
Discos7 meses ago

Dead Cross – “II”

Con tantos proyectos que posee Mike Patton, no es difícil perder la pista de cada cosa que hace el frontman...

The Car The Car
Discos7 meses ago

Arctic Monkeys – “The Car”

El lanzamiento de su séptimo disco no era un paso más en la carrera de Arctic Monkeys. Tras un “Tranquility...

The End So Far The End So Far
Discos7 meses ago

Slipknot – “The End, So Far”

Fuerte y claro fue el mensaje que Slipknot entregó con “We Are Not Your Kind” (2019), una obra que vio...

As The Moon Rests As The Moon Rests
Discos7 meses ago

A.A. Williams – “As The Moon Rests”

Bastó solo el lanzamiento de “Forever Blue” (2020) para que la música de A.A. Williams comenzara a ser destacada por...

Advertisement
Advertisement

Más vistas

A %d blogueros les gusta esto: